Manuel Balbi: ‘La Patrona Me Abrió Las Puertas Para Hacer A Jerónimo En Fortuna’

Manuel BalbiManuel Balbi actual protagonista de Fortuna habló sólo para NovelaLounge sobre su personaje Jerónimo Durán.

El actor además nos compartió como fue que llegó este personaje a su vida, que cambios le imprimió al personaje y como fue su experiencia en La Patrona

Sigan nuestra entrevista exclusiva con Manuel Balbi a continuación:

Muchas gracias por compartir tu tiempo con NovelaLounge. Hablanos un poco de tu nuevo personaje en Fortuna.

Mi personaje se llama Jerónimo Durán, es un miembro de la familia Altamirano, que es la familia casinera más importante de México.

Jerónimo es un ser humano como cualquier otro pero con demasiadas responsabilidades y con un sentido del agradecimiento y la lealtad muy grande. Para muchos parece que comete acciones terribles, pero el está convencido de lo que está haciendo es para bien de su familia.

Este personaje tiene la virtud de ser el representante legal de todos estos casinos y de ser de alguna manera el hijo, no adoptivo, porque nunca hubo papeles de por medio, pero es acogido por esa familia. Se ha ganado la confianza y el respeto de Adolfo Altamirano (Marco Treviño), su padre putativo.

Ahora que menciones que Jerónimo no es hijo adoptivo, ¿esto repercutirá más adelante en la historia?
Más adelante va a repercutir, no lo se, pero es normal y es lógico que en una de esas suceda algo que a el la va a tomar por sorpresa.

Como Jerónimo no es hijo de sangre, ¿crees que el quiera sobresalir más para sentirse parte de la familia?
No, el lo hace de corazón. No lo hace para sentirse más que nadie. Sabe como son sus hermanos y sabe que a su hermana no le interesa para nada el casino y sabe que su otro hermano, es tan ambicioso y tan impulsivo que sus decisiones no son buenas para el bien del casino.

¿Qué te parece esa relación tan extraña entre Jerónimo y Alicia que crecieron como hermanos, pero se han enamorado?
Eso habla muy bien de Jerónimo. Es un tipo que ama de verdad, si ama a los Altamirano de verdad, si los quiere y se siente agradecidos con ello. El si se enamoró de Alicia desde su adolescencia, perdidamente, pero también siempre supo que ella no era nada de el en cuestión sanguínea. Al estar enamorado te hace tomar decisiones impulsivas. Siendo adolescentes y con la hormona a todo lo que daba, en lugar de meterte con alguien más, se metió con su hermana. Los dos si se enamoraron.

Yo, Manuel Balbi, creo que Jerónimo ama más a Alicia, que Alicia a el. Más adelante verán que el es muy, muy fiel a ella. Se le puede atravesar una Ximena Navarrete y no la va a pelar. ¿Porqué? Porque en sus cabeza, en su forma de pensar, en su forma de sentir, no existe otra cosa más importante que su familia y el amor que le tiene a Alicia.

Es complicado y por eso es que me encanta el personaje porque lo pone en un escaparate de vulnerabilidad. Por eso el es tan seco y tan serio. Si empieza a demostrar lo que el realmente siente, ahi estaria su talón de Aquiles. Ahí es en donde la gente lo podria empezar a destruir.

Te vimos hace algunos meses en La Patrona en donde interpretas a un personaje, maloso, mal entendido, que tiene su parte buena y mala. ¿Cual era el reto interpretar a este nuevo personaje en Fortuna?
Los dos son personajes que parecian LOS villanos de la historia, pero tienen sus acciones absolutamente justificadas. El reto de Fernando Beltrán en La Patrona era que habiendo violado a una mujer, se ganará el cariño del público. ¿Como? Haciendolo víctima. Yo escogí hacerlo víctima. Lo platicamos con el director y así fue. Aquí con Jerónimo, no lo vamos a hacer una víctima, porque no lo es.

El podia haber quedado abandonado, cuando de repente desaparece su padre, cuando lo dan por muerto y de su madre no se sabe nada. En todo caso el podia haber quedado relegado en algún lugar, sin embargo la familia Altamirano lo acoge.

Lo que trato de hacer es un personaje que delante de el vaya la lealtad, el agradecimiento y la admiración que tiene por “El Zar.” No se si en algún momento lo vayamos a volver un poco mezquino porque el quiere ser como El Zar. No se si en el momento que aparece este otro personaje de los hijos se sienta flanqueado. El va a crear su propio infiernito porque adembas a nadie le dice nada, sin embargo el va a empezar a tener prejuicios de todo.

Es un personaje que a diferencia de Fernando, tiene la inteligencia suficiente y la fuerza de voluntad suficiente para salir adelante, triunfar. Lo que le pasaba a Fernando es que era tan reactivo, que eso lo llevaba a la destrucción. (Muy parecido a Roberto Altamirano).

Yo que siempre me queje de tener personajes simples, ahora me están tocando tan complejos, que luego ya no se de donde agarrarme. Pero la vida no es lineal y es mucho más fácil identificarme como Fernando y Jerónimo que como otros que he hecho que no les pasa nada. Son buenos buenos o malos malos.

¿Qué tanto tiene que ver el actor en como se desarrollan los personajes?
Siempre tenemos que ver. Afortunadamente no se tratan de dictaduras. El director siempre tiene la primer visión de las cosas y de la historia y el primero que se imagina el cuadro y como se van a mover los personajes y todo. Pero esto siempre se puede dialogar, siempre cuando estas en las lecturas, afortunadamente antes de comenzar a grabar, he tenido la oportunidad de que en los dos casos me preguntan, “¿tu como ves al personaje?”

Entonces con todo respeto, doy mis dos o tres notas de como yo lo veo, y entonces me dicen “yo lo veo de esta manera.” En los dos casos hemos empatado y que solo hay algunos detalles que se van modificando, platicandolo de como se ve visualmente el personaje. Muchas veces eso no viene escrito, eso se lo da el director o el actor. Si, es cierto que los actores pretendemos ser creativos, pero como no escribimos, nos adaptamos a lo que esta. En el adaptarnos está el ser creativos, para hacer alguna aportación que a su vez el escritor diga “ah claro este actor me da estas cosas o tienes tales tonos visuales y los voy a aprovechar para mi favor.” Los escritores también empiezan a ceder contigo y se vuelve un trabajo en equipo. Que cuando no pasa así, los proyectos no logran tener éxito. Es importante que exista la empatia de parte de los escritores, de parte del director y de parte del actor.

Argos es muy conocida por la alta calidad de producción que manejan. Tu has trabajado en distintas productoras, ¿cuales son las diferencias de trabajar con Argos y las otras productoras?

Si, es muy diferente. Desde los contenidos, como lees un libreto, como está escrito, siempre es diferente. La parte principal y el compromiso que yo he entendido que tiene Argos con el público es que desde un principio escogió acercarse a ese público con historias apegadas a la realidad y hasta de una forma cruda y sin tapujos.

Se debe a la cabecilla, evidentemente al ser un amante de las historias reales y un amante del periodismo responsable, muy informado de las politicas de nuestro país, buenas o malas, no le ponemos una calificación. A partir de ahí, yo como espectador, porque yo antes de trabajar con Argos fui un fan de sus proyectos. Lo que me llamaba la atención siempre era eso y me decia, “que raro, hablan muy natural, hablan como hablamos en la vida real, no se dirige a nadie como ‘ahh, maldita lisiada.. la basurienta'” no no no, eso es otro genero, es otro rollo. Es un asunto de telenovela, melodrama que ya hasta te sabe un poco a viejo.

Al contar las historias, desde un manejo de camaras diferentes, una iluminación no plana, todo eso es lo que le ha dado a Argos, una bienvenida con la gente. Por eso es que cuando Argos va a poner un proyecto al aire, la gente lo está esperando. Esperan ver mucho realismo, mucho dialogo real, no melodramatico, emociones reales y que nos metamos hasta en la cocina. Como en Infames, en campañas Presidenciales en Las Aparicio, con las mujeres en lo más profundo de su intimidad. Yo estoy fascinado y encantado de trabajar con Argos.

También me gusta hacer melodramas tradicionales pero uno sabe a que caballo se monta cuando va a cabalgar.

Pero también te vimos trabajar en Rosa Diamante, La Patrona que son melodramas tradicionales pero al estilo de Argos.
Hijole, es que es diferente, muy muy diferente. Si te puedo decir que yo disfrute mucho Rosa Diamante y era un personaje muy lineal. Era muy sencillo, trabajar, llegar, grabar, para mi era como un descanso de muchas cosas fuertes que venia haciendo.

Cuando me dijeron “vas a La Patrona” y acababa de grabar Rosa Diamante yo al principio dije que no porque tenia otros planes y queria hacer otras cosas. Es la primera vez que me invitaban a hacer un personaje especial. Es la primera vez que me decian, “el personaje aunque está en un melodrama tradicional, (y me lo dijo la gente de Telemundo), no es sencillo y hemos hecho castings y no hemos encontrado a Fernando.”

Yo me boté de la risa, ¿pero como están seguros que lo puedo hacer bien? ¿De qué me hablan? Ni siquiera estoy en México para poderlo leer y para poder estar ahí. Y me dije, “esta gente está confiando mucho en mi, no los voy a defraudar.” Y la verdad la oportunidad de trabajar con Christian Bach y con Aracely Arambula, que son mujeres muy distintas, pero yo sabia que las dos iban a jalar muchisimo público al proyecto. Pensé que era el momento de hacer algo, que las cabezas del proyecto harían que este proyecto fuera visto en muchos lados y dije, “va, y me voy a rifar y voy a hacer un personaje complejo si me voy a casar con la idea de que se enamoren del violador.”

Fue lo que pasó al final, Ana Celia Urquidi, Martha Godoy, Joshua Mintz, creyeron en mi trabajo y no los voy a defraudar, la neta. Si sentí la primera semana de grabación que mis tanates los tenian los ojos, estaba muy nervioso. Pero después de conocer a Aracely y Christian, que con ellas me di cuenta que hice mucha empatia. Ya lo demás lo que vino fue muy bonito, fluir, fluir, fluir y que el personaje solito hablara.

Habia dias que me leia una vez la escena y sabia como darle la vuelta para que no se volviera tan lineal. Al final el resultado ahí está, fue exitoso. En Telemundo le va muy bien y en Gala TV le va increible. [Fernando En La Patrona] me abrió las puertas para hacer a Jerónimo.

Nunca sabes lo que viene después de un proyecto. Por eso no está padre aveces tener un prejuicio y tomar riesgos.

Ya con Argos tienes años trabajando y ellos saben de tu capacidad como actor…
Gracias a Dios cuando pasa el tiempo, uno va creciendo y con esta empresa, ellos han podido ver mi crecimiento. Empecé con ellos haciendo un personaje chiquito en Daniela, y de ahí me invitaron a hacer una serie llamada Tal Para Cual y poquito a poquito fueron pasando las cosas. Luego vino Gitanas, después me fui a Colombia con Telemundo a trabajar en otros proyectos como La Tormenta, episodios de Decisiones y La Viuda de Blanco en Miami.

Terminando La Viuda yo tenia detenido unos proyectos de cine y dije “ya, no puedo seguir haciendo tele, tengo que hacer cine.” En el 2006, me regresé a México y decidí seguir creciendo aquí haciendo teatro, haciendo cine. En cuanto pudo hacer eso, otra vez le di la bienvenida de hacer tele y esperaba que pasaran cosas importantes. Todo va cayendo solo y se va organizando y ahorita aquí estoy.

Además de tu actuación en televisión, te encuentras en otros proyectos?
Ahorita estoy en La Caja todos los jueves y domingos con OCESA. Para mi es un equilibrio, una comedia ligera que me hace muy feliz. Tener contacto con el público siempre es satisfactorio y te da muchas más pilas para el día siguiente seguir trabajando.

Que eso si, trabajar los 7 dias a la semana, siempre lo desee, pero hay dias que si digo “por favor quiero mi cama.”

Pero no siempre es así y cuando uno le dice que no [al trabajo] es como negar la cruz de tu parroquia. A mi nadie me obligó a ser actor y el trabajo hoy en dia es muy complicado tenerlo. Tengo muchos compañeros actores que los veo y me dicen “es que está bien grüeso, está dificil, cada vez habemos más.”

Pero cada vez o hay más arquitectos, más licenciados, más actores. Es lo normal. La cosa es que te dejes de tonterias y en lugar de andar de prejuiciarte de las cosas, te concentres, te enfoques y camines hacia ese objetivo. Luego los actores somos bien prejuiciosos, pero ahora si “el que este libre de pecado que arroje la primera piedra.”

¿Y cine para cuando?
En septiembre estreno Casi 30, y estamos ahorita checando un guión por ahí. Está padre, una comedia romantica con realismo mágico. Pero apenas estamos en lecturas y platicando de eso, haber que va a pasar.

Muchas gracias Manuel Balbi por compartir con NovelaLounge tus anécdotas como actor.
Gracias por interesarse en mi trabajo y espero no defraudar a nadie y seguirlos entreteniendo en diferentes generos.

No se pierdan a Manuel Balbi de lunes a viernes en Fortuna a las 9pm por Cadena Tres y los jueves y domingos en el teatro en La Caja.

You don't have permission to register