in

El Gran Final De ‘Lo Imperdonable’ Resaltó El Problema De La Telenovela

Este domingo finalizó Lo Imperdonable que representó un dolor de cabeza a los ejecutivos de Televisa debido a su baja audiencia. En su momento se decía que Hasta El Fin Del Mundo había sido un fracasito porque sus numeros estaban en los bajos 20s, pero cuando llegó esta producción del GRANDIOSO, GENIO, CREATIVO e INNOVADOR productor Salvador Mejía, supieron lo que verdaderamente fue un fracaso. Primero empezamos con lo bonito, no hay dudo que la pareja protagónica estuvo linda. Ana Brenda Contreras e Iván Sánchez lograron enamorar al auditorio a pesar del asquito de historia a su alrededor. A pesar de ver los numeros iniciales tan flacos, muchos le dimos el beneficio de la duda, pero esto ya no levantaba ni con Viagra.

El inicio de Lo Imperdonable se basó como una copia casi exacta de La Mentira. Recordemos que esta versión fue una ensalada de tres telenovelas de Caridad Bravo Adams, la que mencionamos y se le sumaron Lo Imperdonable y una inedita titulada Tzintzuntzan. El problema fue que no se mezclaron las historias bien y era notorio que los personajes de una historia nunca encajaron en las otras historias. En lugar de enriquecer el producto, lo afectó porque la protagonista de una historia peleaba con la otra y se vio demasiado incoherente porque nos vendián la historia de La Mentira, pero nos metian a otros personajes de relleno que no tenian razón de ser.

Desde un principio la telenovela no funcionó y era notorio. Desde aquel entonces el productor salió a decir que ya se hacian cambios a la historia y que Ximena Suarez ya había sido reemplazada. El reemplazo de esta señora ya estaba contemplado ya que solo estaba “prestada” por la producción de José Alberto Castro y ya tenía que meterle cohete a los libretos de Pasión y Poder. Así es que al productor en verdad no le importó que la telenovela fracasara, ¿porqué? Porque esos cambios no fueron en reacción a la mala recepción, fueron porque un nuevo equipo de escritores se iban a sumar.

El nuevo equipo se encargó de hacer una matadera y saben que? Que la gente si reaccionó a estos cambios. Pero saben otra cosa? Que esos cambios, que tanto cacareó el productor solo sucedieron durante las ultimas semanas de la telenovela. Osea, ya para el final. Se imaginan si esos cambios se hubieran hecho más temprano? Lo Imperdonable tenia el potencial de convertirse en un boom, de cambiar su suerte. Pero al parecer a nadie le importo la baja audiencia. Más fueron los fans que tanto piden los ratings todos los dias, como si tuvieran acciones en la empresa o dinero que invertir en publicidad.

Lo que si es verdad que la protagonista, Ana Brenda, se encargó de mover redes sociales. La actriz muy atenta a su cuenta de Twitter inició un movimiento entre sus fans y fue impresionante como la gente se enamoro y como defendian su trabajo en la pantalla chica. Lo que tienen entendido es que la telenovela no era de lo mejor.

El capítulo final solo resalto el problema de la telenovela, algo incoherente, algo que quiso servir varias historias y que jamás logró concretar hacer UNA BUENA telenovela. Virginia (Grettel Valdez) se convirtió en una desquicidada y asesina en serie. Haga de cuenta que revivió Maria Gata de Lo Que La Vida Me Robó, el mismo personaje de loca con su pistolita. La vieja iba y venia del pueblucho y nadie la pudo detener. Solo ella misma se detuvo para suicidarse aventandose en unas cascadas hacia su muerte.

Recuerdan los capitulos iniciales? Como todos de Mina Escondida estaban tan alejados de la tecnologia y que solo se podian comunicar a traves del fax que jamas funcionaba? Pues en este ultimo capitulo Doña Vero muy campante con su iPhone haciendo llamadas. La red de Telcel habia llegado al pueblucho. Pero lo que son las cosas, no? Antes lo usaban como argumento para hacer que las cosas sucedieran despacio y al final ya les valió todo eso y todos muy conectados.

Flor Rubio hizo sus comentarios sobre el capitulo final y dijo que Martin quedó como un protagonista bobo. Su razón fue porque este cayó en una trampa de Aaron (Guillermo Garcia Cantú), cuando lo lleva a un lugar remoto y lo avienta como a una especie de pozo de donde no puede salir facilmente. No salió de ahí hasta que Doña Vero fue a socorrerlo. ESTO FUE LO QUE MÁS ME GUSTO EL FINAL! ¿Porque? Porque nos muestra a una protagonista que no necesita de un hombre, que nos muestra a una mujer capaz de defenderse por si sola, que no todos peleamos por la igualdad y más que nada la igualdad de generos? Esta es una protagonista moderna. No se si fue chiripada de los escritores o que, pero ese detalle me fascinó y fue lo único rescatable de este final. Cuantas veces no nos hemos quejado de que a la protagonista la secuestran y tiene que llegar el galán a socorrerla? Pues aquí no la secuestraron y fue ella quien fue a rescatar a su galán.

Lo que si hizo falta fueron más escenas entre los protagonistas, el amor que tanto pelearon por vivir, no se vio salvo la escena final en donde renuevan sus votos. En la boda de unos personajes de relleno, vimos a una Doña Vero, hasta aburrida. ¿Porque darle tanta importancia a personajes secundarios cuando sus protagonistas no tienen que hacer? Ni siquiera nos dieron la esperanza de que iban a tener un hijo o algo. Parece que se olvidaron de esa telenovela por servir las otras historias.

Otra cosa que si se agradece es que salvaron la acción para el último capítulo porque aveces la telenovela termina el viernes y ya el final de domingo, es puro rellenito. Aquí si hubo acción aunque haya sido pura incoherencia sin razón. ¿A UDs que les pareció esta última entrega de Lo Imperdonable?

¿Qué opinan?

0 points
Upvote Downvote